5 posturas de yoga para aliviar el dolor de espalda

Por SHA Wellness Clinic
|
24 de octubre de 2017
Fitness

¿Te pasas el día sentado? ¿Acabas con la espalda hecha polvo después de una jornada de trabajo? Es hora de que incorpores unos ejercicios de yoga para disminuir el dolor de espalda, fortalecer la columna y el abdomen y mejorar la flexibilidad. Las posturas de yoga no tienen que ser complicadas ni avanzadas. De hecho, con tan sólo 5-10 minutos al día, puedes hacer una gran diferencia a la salud de tu espalda. Puedes incluirlos a tu rutina diaria, ya sea a primera hora de la mañana, tomándote un descanso a lo largo del día o haciéndolos al final del día.

 

Postura Gato-Vaca

Este ejercicio es simple pero efectivo, ya que alivia el dolor de espalda, mejora la flexibilidad de la columna, activa los órganos abdominales y promueve la relajación. Empieza con la postura de la vaca, inhalando al realizar el ejercicio y exhalando al cambiar a la pose del gato. Repite este ejercicio por lo menos 5 veces.

 

Torsión de la columna

Uno de los ejercicios más simples para la torsión de la columna, requiere extender una pierna mientras que la otra se dobla al lado de la pierna contraria para girar la espalda, a la vez que un brazo reposa detrás de la espalda, y la otra en la rodilla doblada. Realiza esta pose varias veces en cada lado.

 

Perro cabeza arriba

Esta postura es muy buena para aliviar el dolor de los lumbares y estirar la columna vertebral. Es idóneo hacer esta postura antes de entrar en el perro cabezo abajo.

 

Perro cabeza abajo

El perro cabeza abajo es una de las posturas más conocidas del yoga. Requiere un esfuerzo de todo el cuerpo, por lo tanto, es una buena postura para disminuir el dolor de espalda y fortalecerlo. Para realizar esta pose correctamente, es importante relajar el cuello y la cabeza, apoyar bien las manos y crear una V invertida al acercar el pecho a la rodillas. Aguanta 5-10 respiraciones en esta postura.

La postura del niño

Puede que sea una de las posturas más sencillas, pero es muy efectiva a la hora de aliviar tensión y estrés acumulado. Es perfecto para finalizar la sesión de posturas de yoga. Mantén esta pose durante varias respiraciones profundas.

 

Si completas estos ejercicios con regularidad, notarás una gran mejora en la fuerza y la flexibilidad de la espalda, además de aliviar el dolor de espalda causado por el día a día. ¡Pruébalos!

 

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend