4 posturas de yoga para dormir mejor

Por SHA Wellness Clinic
|
13 de marzo de 2018
Bienestar y descanso

El Yoga es una práctica maravillosa y versátil que fortalece el cuerpo, aporta claridad a la mente y tranquilidad al alma. Hay varios tipos de disciplinas que en su esencia comparten los mismos principios, pero tienen diferentes objetivos a lo largo de la práctica. Si quieres energizar el cuerpo, el yoga vinyasa es dinámico y activo, lo que hace que te sientas con energía y fuerza. Si quieres una práctica más lenta que se centre en calmar el cuerpo y mantener posturas durante mucho tiempo para fortalecer la flexibilidad, deberías practicar el yin yoga.

Cada práctica de yoga puede adaptarse a un momento diferente del día y para diferentes estados energéticos. Biológicamente, nuestros niveles de energía comienzan a disminuir por la tarde, ya que el cuerpo empieza a prepararse para ir a dormir. En este caso, deberíamos practicar una rutina de yoga que se enfoque en proporcionar calma al cuerpo, en lugar de darle energía.

Practicar yoga por la noche puede ser muy beneficioso para mejorar la calidad del sueño y tratar trastornos como el insomnio, la ansiedad y la depresión. Es importante practicar una rutina de yoga que calme el sistema nervioso, activando el sistema nervioso parasimpático en su lugar, y liberando la tensión física que se ha acumulado a lo largo del día. Esto ayudará a contrarrestar el estrés.

Al final de la tarde o antes de irte a dormir, practica estas 4 posturas de yoga sencillas para llevar a tu cuerpo y mente a un estado de calma y relajación:

1.Piernas contra la pared

Esta postura se puede hacer en la cama o en el suelo sobre una colchoneta. Esta postura de yoga es sencilla, pero muy efectiva para activar el sistema nervioso parasimpático y el sistema circulatorio, además de proporcionar calma y tranquilidad al cuerpo. Proporciona una profunda sensación de relajación, especialmente si permites que tu cuerpo se desconecte por completo mientras practicas ejercicios de respiración con los ojos cerrados. Consejo: el objetivo de este ejercicio es relajarse en la postura y no sentir que se están forzando los músculos.

2.Postura de la mariposa

Túmbate en la cama o en una esterilla de yoga presionando la parte inferior de los pies juntos y permitiendo que las rodillas caigan hacía los lados. Relájate en esta postura con los ojos cerrados y céntrate en tu respiración.

3.Postura del gato y la vaca

Practica este ejercicio varias veces con las manos colocadas debajo de los hombros y las rodillas a la altura de las caderas. Inhala en la postura de vaca y exhala en la postura del gato. Esta postura permite que el cuerpo elimine las tensiones acumuladas durante el día, mejora la flexibilidad y aporta una sensación de relajación al cuerpo.

4.Savasana

Es probablemente la postura más simple del yoga a nivel físico, sin embargo, requiere mucha fuerza mental para desconectar por completo y adoptar la postura. Lo único que tienes que hacer es acostarte derecho con los brazos al lado de tus costados. Cuando ya has realizado una rutina de yoga, esta postura es crucial ya que permite a tu cuerpo beneficiarse de la práctica que acabas de hacer. Es la postura perfecta para relajar el cuerpo antes de dormir.

 

Con estas 4 posturas de yoga, permites que tu cuerpo se recupere y restaure después de un largo día, además de prepararlo para la hora de acostarse y disfrutar así de un sueño placentero. ¡Prueba a hacerlas!

Si sufres trastornos del sueño, el Programa de Recuperación del Sueño de SHA Wellness Clinic puede ayudar a tratar la causa del trastorno y mejorar la calidad del sueño y la salud en general.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend