10 situaciones que afrontar en la nueva normalidad

Por Sha Wellnes Clinic
|
26 de junio de 2020
Bienestar y descanso

Los últimos días, en la mayoría de los países, se levantan los confinamientos estrictos y volvemos a recuperar gran parte de la normalidad de nuestra vida diaria. No obstante, tenemos que adoptar algunas precauciones, corregir ciertos hábitos, actuar de otra manera en público y, en definitiva, incorporar a nuestras vidas las mejores condiciones en seguridad y prevención.

Planteamos a nuestro equipo de expertos y médicos 10 situaciones cotidianas frecuentes y les hemos pedido que nos den consejos para prevenir y actuar de la forma más eficaz y segura en estas ocasiones:

  1. Cenar en un restaurante

Está considerada una de las actividades de mayor riesgo porque el tiempo de exposición no suele ser inferior a dos horas, la conversación es frecuente y hay que quitarse la mascarilla para comer.

Para elegir el mejor restaurante, y más allá de su oferta culinaria, lo importante son los detalles como la separación social, la amplitud del espacio y el cumplimiento de las mejores condiciones higiénicas. Y si tiene terraza, mucho mejor.

  1. Playa o piscina

Dicen que es una de las actividades más seguras que se pueden realizar si se hace con civismo y responsabilidad. Lo exigible es que mantengamos una distancia mínima de seguridad respecto a los demás.

Pero, ¿es eso factible dentro del agua? No siempre. Es fundamental evitar las aglomeraciones, tanto dentro del agua como fuera de ella. Y también en los accesos y el uso de las duchas. Distancia social es el término que nos tenemos que grabar a fuego. Plantéate acudir a la playa o a la piscina a primera hora del día o a última de la tarde.

  1. Uso de baños públicos

Está ampliamente regulada la higiene de los baños y no debería suponer mayor riesgo su uso. En todo caso, el peligro puede estar en las aglomeraciones en la puerta y compartir el baño, por supuesto.

¿Qué debería tener un cuarto de baño para considerarlo seguro e higiénico? El propio aspecto del mismo te lo dirá. No debería faltar desinfectante y secamanos automático. Igualmente, nunca está de más llevar con nosotros toallitas y gel desinfectante como precaución.

  1. Celebraciones

Es uno de los actos sociales de mayor riesgo. Por muchos motivos. Primero, por la afluencia de personas. Segundo, porque comer y beber nos incitan a quitarnos las mascarillas. Y tercero, porque podemos olvidarnos muy fácilmente de mantener las medidas de precaución.

Sería conveniente sacrificar el consumo de comida y bebida por mantener la mascarilla el mayor tiempo posible. Igualmente, evita las aglomeraciones, aunque ya sabemos que no siempre es sencillo. Y si organizas tú la fiesta, y aunque cueste, intenta ser restrictivo con las invitaciones. Tendrás que hacer sacrificios en pos de la seguridad. No querrás que nadie se lleve un mal recuerdo de tu celebración, ¿verdad?

  1. Reuniones al aire libre

Siempre va a ser más efectivo celebrar reuniones al aire libre que en interiores. Y mejor si es con pocas personas y en un lugar espacioso. Un patio o un parque, por ejemplo. De nuevo, lo aconsejable es tener la mascarilla el mayor tiempo posible.

Compartir comida no es un riesgo en sí mismo. Pero sí lo puede ser tocar platos o utensilios compartidos con otros. Lleva contigo siempre tu kit y utiliza platos y cubiertos desechables.

  1. Alojarse en un hotel

Ahora mismo es una de las actividades más seguras que podemos realizar. Se ha impuesto un marco regulatorio y los hoteles lo están llevando a cabo con extremo cuidado, para ofrecer al cliente la máxima seguridad, más allá incluso de lo que exigen las autoridades.

Sí es aconsejable limitar el tiempo que pasamos en lugares comunes como lobbies, ascensores o gimnasios. Y no parece mala idea llevar con nosotros desinfectante para los mandos de control remoto de la habitación, secadores, etc.

  1. Ir a una casa de vacaciones con otra familia

Lo principal sería asegurarse de que la familia con la que vamos a convivir no está infectada. Si no es así, es una práctica muy segura.

Obviamente, siempre será una buena idea buscar una casa en un entorno natural. También podemos limpiar y desinfectar nosotros mismos las zonas comunes y superficies principales de la casa.

  1. Ir de compras

Es uno de los actos que exigen mayor responsabilidad personal. De nuevo, tendemos a descuidar precauciones cuando estamos distraídos.

Debemos cambiar la manera de pensar en las compras, ir a las tiendas, teniendo claro lo que buscamos. En el caso de la moda, es preferible probarnos las prendas en nuestra casa, y como regla general intentar potenciar la compra por internet.

  1. Acudir a una peluquería

Los especialistas dicen que es una de las actividades de mayor riesgo porque implica contacto cercano con otra persona y exposición a la respiración. Quizá lo de menos sea las condiciones de higiene de los locales, muy reguladas.

La mascarilla debe ser nuestro indiscutible aliado. No te la quites para nada y mantén las distancias.

  1. Discotecas y vida nocturna

Quizá sea la actividad social de mayor riesgo por múltiples razones: exposición a desconocidos, aglomeraciones, multitudes, distracciones, ausencia mascarillas…

Es muy difícil extremar las precauciones en este tipo de contexto. De nuevo, se apela a la responsabilidad de cada uno. No consumir exceso de alcohol sin duda ayudará mantener la atención a los riesgos.

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable

Send this to a friend