10 alimentos alcalinos y sus beneficios para la salud

Por SHA Wellness Clinic
|
10 de noviembre de 2022
Nutrición saludable
Incluir en tu dieta habitual el mijo, el brócoli o el tofu te ayudará a reducir la acidez del organismo y minimizar los procesos inflamatorios.

La dieta alcalina considera que los alimentos tienen un impacto directo en el pH del organismo. Los alcalinos, es decir, aquellos con un pH superior a 7, ayudarían a reducir la acidez, mientras que los más ácidos (pH inferior a 7) contribuirían a aumentarla, creando un entorno más propicio para el desarrollo de diferentes enfermedades. Por eso, la nutrición SHA es, además de equilibrada, natural y sostenible, alcalinizante. 

Joana André, Melanie Waxman y María Romeralo, consultoras de Nutrición Saludable de SHA Wellness Clinic, nos recomiendan 10 alimentos alcalinos que puedes incluir en tu dieta habitual y que están repletos de propiedades muy beneficiosas para tu salud. 

 

1. Miso

Su nombre en japonés significa “fuente de sabor” y se obtiene de la fermentación lenta de la soja, en un proceso que puede durar hasta tres años. Es fuente de probióticos naturales, alcalinizante, revitalizante y depurativo y ayuda a fortalecer el sistema inmunitario, aporta energía, mejora las digestiones, reduce los niveles de colesterol en sangre y acelera la eliminación de metales pesados. 

 

2. Algas

Son alcalinizantes y contienen polifenoles, complejos polisacáridos, ácidos grasos y carotenoides. Favorecen la desintoxicación de metales pesados, tienen un impacto positivo en la microbiota intestinal y ayudan a minimizar la inflamación del organismo, reduciendo así los riesgos asociados a la obesidad, la diabetes mellitus, la enfermedad inflamatoria intestinal, los problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Incorpóralas en pequeñas cantidades y de forma regular a tu dieta en sopas y ensaladas, mezcladas con otros vegetales, cereales o legumbres o, incluso, en postres (agar-agar). 

 

3. Brócolos

El kale, la coliflor, las coles de Bruselas, la col Pak Choi o el brócoli son vegetales crucíferos, poco calóricos y con una alta densidad nutricional. Destacan por su riqueza en antioxidantes, importantes en la reducción de la producción de radicales libres y el estrés oxidativo, y tienen el potencial de prevenir daños en el ADN, activan las defensas contra patógenos y estimulan la desintoxicación hepática. 

 

4. Mijo

Es el cereal más alcalino y, además, no contiene gluten. Se trata de un hidrato de carbono complejo, rico en minerales, como el hierro, el magnesio o el zinc, y vitaminas del grupo B. Muy beneficioso para el sistema nervioso, resulta muy útil para combatir la debilidad digestiva y, por su baja glucemia, la diabetes. Es un alimento muy versátil que se puede utilizar como porridge en el desayuno, en sopas, hamburguesas, pasteles, etc. 

 

5. Tofu

Elaborado a partir de la bebida de soja, es un alimento alcalinizante, hiperproteico y fácil de digerir. Es rico en calcio, bajo en calorías y no contiene gluten. Lo puedes incluir en sopas, salsas, patés, hamburguesas o cocinado con verduras y legumbres. 

 

6. Frutos rojos

Las moras, los arándanos, las frambuesas o las fresas contienen polifenoles, prebióticos, fibra, vitamina C, folato, magnesio y potasio. Previenen los daños celulares del ADN, disminuyen la inflamación, reducen el estrés oxidativo, mejoran la calidad de la microbiota intestinal y la salud digestiva, refuerzan el sistema inmunitario y ayudan en la prevención de múltiples enfermedades, incluso a nivel oncológico. 

 

7. Umeboshi

Es una variedad de ciruela japonesa agria que se fermenta en sal con un proceso que puede durar hasta tres años. Es muy alcalina, actúa como un probiótico natural y tiene propiedades antioxidantes. Estimula el apetito, favorece la digestión, mejora la circulación y el reflujo ácido, previene la fatiga, alivia los dolores de cabeza y fortalece el sistema inmunitario.  

 

8. Gomashio

Este condimento, que se prepara con semillas de sésamo y sal marina integral, aporta al organismo calcio, magnesio y vitaminas, es alcalinizante y tiene un efecto antioxidante. Mejora las digestiones y el nivel de colesterol, reduce el cansancio y fortalece dientes y encías. Se puede añadir en cremas, ensaladas o cereales, pero, al ser salado, debe usarse con moderación. 

 

9. Kuzu

Es un almidón blanco que se obtiene de la raíz de la planta silvestre de kuzu. En gastronomía, se emplea como agente gelificante y espesante para preparar sopas, salsas, postres y bebidas medicinales y, aunque apenas tiene sabor, está repleto de propiedades saludables. Regula la digestión, calma los nervios, ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en sangre, reduce la acidez, aumenta la vitalidad y ayuda a combatir las infecciones bacterianas y los dolores de cabeza. 

 

10. Jengibre

Es una raíz especiada que se usa como condimento, guarnición o para preparar tés medicinales. Es fuente de vitaminas, minerales y ácido linoleico y tiene propiedades antiinflamatorias. Aumenta la inmunidad, mejora tanto las funciones cerebrales como la digestión, reduce los gases, alivia los dolores de cabeza, las náuseas y los síntomas del síndrome premenstrual y ayuda a perder peso. 

 

Si quieres saber más sobre la dieta alcalina, Pincha aquí

SHA MAGAZINE

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe cada mes los mejores artículos de salud, bienestar y nutrición saludable
Send this to a friend