Medidas ante el COVID-19

SHA Wellness Clinic obtiene el certificado de sostenibilidad Green Globe

En SHA Wellness Clinic entendemos la salud no solo como la ausencia de enfermedad, sino como un estado de completo bienestar físico, mental y espiritual, en armonía con la naturaleza. Porque el respeto por el medioambiente es uno de nuestros valores fundacionales y está presente desde la propia construcción del edificio, que se adaptó a la tipología del terreno para minimizar el impacto sobre el entorno. Además, y siempre buscando alternativas sostenibles, se priorizó el uso de materiales y recursos naturales. De ahí que mucho antes de que conceptos como eficiencia energética, upcycling, huella de carbono, reef-friendly o consumo consciente entrasen a formar parte de nuestro vocabulario habitual, en SHA ya apostábamos por la sostenibilidad.

Por eso, nos hace especial ilusión recibir el sello Green Globe, desarrollado exclusivamente para la industria del turismo y que reconoce a aquellas empresas que aplican en sus negocios los criterios globales de turismo sostenible. El certificado Green Globe se creó en la Cumbre de la Tierra de la Naciones Unidas, celebrada en Río de Janeiro en 1992, y, para obtenerlo, un auditor independiente evalúa exhaustivamente diferentes apartados, como el impacto medioambiental y social, la gestión sostenible, el apoyo a la comunidad y a la cultura local, así como a la relación empresa-empleados.

Durante el proceso de certificación, que comenzó en mayo de 2021, se valoró muy positivamente que el 100 % de la electricidad utilizada en SHA es verde, que el 99 % de los productos del área de alimentación y bebidas son orgánicos, que se promueven hábitos de vida saludables, centrados en una nutrición sana y equilibrada que ofrece una gran cantidad de opciones veganas y vegetarianas, y que no incluye carne ni lácteos, dos de las industrias más contaminantes del planeta. También se han considerado los numerosos beneficios para los talentos de SHA, como las consultas de nutrición y medicina general, el training permanente, las clases de idiomas o los programas de conciliación, así como la organización de actividades de reforestación y limpieza de la naturaleza en la comunidad. Es de especial importancia el uso de tecnologías de ahorro energético, la estrategia zero waste, la implantación de cargadores eléctricos para los vehículos de los huéspedes y el fomento de la movilidad eléctrica entre los empleados, al igual que la jardinería biodinámica a través del huerto orgánico, el alto grado de digitalización de la empresa y la divulgación de conocimientos a través de múltiples formatos, como las clases de cocina saludable o la publicación online de artículos y consejos de vida.

Es importante destacar que Green Globe hace un seguimiento constante y, cada dos años, repite la auditoría in situ para comprobar que las empresas se hayan adaptado a los nuevos criterios de sostenibilidad que puedan haber surgido en los últimos tiempos.

Juan Pablo Barassi, Director de Operaciones de SHA Wellness Clinic, nos cuenta que “los tiempos complejos e imprevisibles que nos ha tocado vivir nos han hecho reflexionar aún más sobre la importancia de vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno. Además, nos han hecho afianzar nuestro compromiso por el progreso social, poniendo en el centro a las personas y al planeta. El haber obtenido el certificado Green Globe es una responsabilidad y un estímulo que nos confirma que vamos en la buena dirección, pero también un desafío para seguir cumpliendo con los criterios de sostenibilidad en el futuro”.

En definitiva, en SHA Wellness Clinic la sostenibilidad no es únicamente un modelo de negocio, sino una manera de entender la vida.