SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

Nutrientes esenciales para un pelo sano

La alimentación influye en todo, en nuestra salud, vitalidad, estado de ánimo, hasta en el aspecto de nuestra piel y pelo. Todo nuestro organismo está interconectado y depende de una nutrición óptima para funcionar en su mejor estado. La salud capilar depende de una alimentación rica en vitaminas y nutrientes. Cuando tenemos déficit de nutrientes esenciales, nuestro cabello se ve afectado. En vez de tener un pelo fuerte, brillante y suave, tendremos un pelo áspero y seco que crecerá con menor rapidez y se romperá con facilidad. Por ello, es importante nutrir el cabello desde dentro para aportarle todos los nutrientes que necesita para tener un aspecto saludable.

 

Descubre qué nutrientes son esenciales para un cabello sano:

Proteína: El cabello está compuesto mayormente de proteína. Por ello, es importante nutrirlo con proteínas como las legumbres, los granos, los frutos secos y el pescado.

Grasas saludables: Son importantísimos para un pelo brillante y suave. Además, muchas vitaminas dependen de una grasa para ser absorbidas por el cuerpo. Por ello, incluye alimentos ricos en grasas como los frutos secos, las semillas, el aguacate y los aceites ecológicos.

Omegas: Los omega 3, 6, y 9 son esenciales para un cabello saludable. Puedes encontrarlos en nueces (el fruto seco más rico en omega-3), pescado y aceite de semilla de lino.

Hierro: El hierro aumenta la circulación– un factor importante para un cabello saludable (¡y piel también!). Los niveles bajos de hierro pueden causar pérdidas de peso. Come muchas legumbres, espinacas, kale, spirulina y brócoli.

Vitamina A: La vitamina A estimula el crecimiento del sebo (la grasa que segregan las glándulas de la piel) que aporta brillo, suavidad y fuerza al pelo. Las zanahorias, el boniato, las espinacas y los melocotones son ricos en vitamina A.

Vitamina C: Este antioxidante presente en las frutas cítricas, el kale y los kiwis, ayuda al cuerpo a absorber el hierro y el magnesio.

Vitamina E: Estimula el crecimiento capilar y es un antiinflamatorio. Por ello, es muy bueno para el cabello. Está presente en las verduras verdes (las espinacas, el kale, el brócoli, los canónigos, etc.), las almendras, el aguacate, semillas de girasol y el pescado.

Zinc: Una de las deficiencias más comunes es la del zinc y además causa pérdidas de pelo. Las ostras, las legumbres y los frutos secos son ricos en zinc.

Biotina: Este componente de la vitamina B es muy importante para un cabello saludable. Está presente en las levaduras, la soja y las nueces.

Vitamina B5: Ayuda a prevenir la pérdida de pelo y estimula el crecimiento capilar. Se puede encontrar en los champiñones, el pescado azul, el aguacate, las semillas de girasol y el boniato.

 

Como podemos ver, el cabello requiere una gran variedad de nutrientes para tener un aspecto brillante, fuerte y saludable. Por ello, es importante tener una dieta variada y rica. Hay que ingerir una gran variedad de alimentos para nutrir nuestro organismo con todos los nutrientes que necesita para funcionar de forma óptima. No sólo influirá en nuestro cabello, sino que también tendremos un sistema inmune muy fuerte, más energía, vitalidad y una piel radiante.

 

 

24