SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

Guía para un verano saludable

Muchos de nosotros nos pasamos los meses antes del verano cuidando nuestra alimentación y haciendo deporte para sentirnos bien en verano. Pero cuando llegan las vacaciones, nuestra rutina cambia y le dedicamos más tiempo a salir, comer, ir a la playa, entre muchas otras cosas.  Las vacaciones son para desconectar y pasarlo bien, sin embargo, no quiere decir que no podamos dedicar un momento de nuestro día a hacer ejercicio, ni que comer de forma saludable sea imposible. La clave está en encontrar un equilibrio para poder hacer las dos cosas. De esta manera, nos costará mucho menos volver a la rutina a la vuelta de las vacaciones, y tendremos más energía para disfrutar al máximo.

 

¡Que el ritmo no pare!

 

  • No necesitas ir al gimnasio para hacer ejercicio. Si tienes acceso a una piscina o al mar, ¿por qué no nadar durante 30 minutos al día? Puedes combinar la natación con aqua aerobics para hacerlo más divertido.
  • Sal a caminar por la playa. Andar en la arena es bueno para el sistema circulatorio y linfático y tonifica los músculos.
  • Haz caminatas por la naturaleza. Es una buena manera para ver lugares bonitos, sumergirte en la naturaleza y hacer ejercicio físico. Llévate a amigos y familiares a la aventura para que sea más divertido.
  • ¿Has probado el paddle surf o el kayak? Si tienes acceso a un lugar de agua, ya sea el mar o un lago, aprovecha la oportunidad de hacer deportes acuáticos divertidos. Se pueden hacer en grupo, y son deportes que son efectivos aunque no te das cuenta del ejercicio físico que estás realizando.
  • Llévate una comba en la maleta. Saltar a la comba trabaja todo los músculos y es una buena forma de hacer cardio. Haz 30 minutos de ejercicio al principio del día para quitártelo de encima y disfrutar del resto del día. Combina 10 minutos de saltar a la comba con otros 20 minutos haciendo ejercicios pliométricos para tonificar todo el cuerpo. Se pueden hacer en cualquier lugar.

 

Empieza el día con energía

El desayuno es la comida más importante del día y el mejor momento para nutrir tu cuerpo de la mejor manera posible. Si tienes compromisos el resto del día, debes aprovechar el desayuno para por lo menos tener una comida saludable al día.

Empieza el día con agua tibia con limón para alcalinizar y desintoxicar el cuerpo. A continuación, prepara un batido lleno de vitaminas y antioxidantes. Si después de esto, todavía tienes apetito, puedes hacerte una tostada con pan de espelta o centeno con aguacate, aceite de oliva, sal marina, pimienta negra y algunas semillas por encima. Es buenísimo para la piel y para el pelo y te dará mucha energía para estar activo toda la mañana.

 

Bebe suficiente agua

Asegúrate de beber suficiente agua durante el día. Puedes añadirle frutas y hierbas frescas como la menta para darle más sabor y darle un aporte mayor de vitaminas y antioxidantes.

 

Toma decisiones más saludables

Por regla general, los restaurantes tienen opciones saludables en la carta. Dentro de las opciones que hay, intenta tomar comida que sea fresca, de temporada y de la zona, como un pescado a la plancha, verduras y ensaladas.

 

En definitiva, las vacaciones son para disfrutar y relajarse y con nuestros consejos esperemos que puedas disfrutar de unas vacaciones saludables y divertidas. Aprovecha para hacer actividades que no puedes hacer en tu día a día, pasar tiempo en la naturaleza, relajarte y pasar tiempo con tus seres queridos. Volverás de las vacaciones sintiéndote renovado, con energía y mucha vitalidad.

 

Artículos relacionados:

4