SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

El Movimiento ‘Mindful Eating’

Muchos de habréis oído hablar del mindfulness o de la meditación, pero,  ¿qué es el mindful eating?

El mindful eating es una forma más consciente de alimentarse, una manera de conectar con uno mismo, con nuestro cuerpo, para conocer mejor cuáles son sus necesidades para así poder alimentarlo de la mejor manera posible, teniendo en cuenta las cantidades y la calidad de la comida. Cuando la mente y el cuerpo están sincronizados, somos más conscientes de lo que nos pide el cuerpo. El famoso dicho de que ‘la naturaleza es sabia’ es lo que debemos aplicar para ser más intuitivos con nuestro cuerpo y nutrirlo de forma saludable.

¿Cómo se practica el Mindful Eating?

 

Estar en el presente:

Un aspecto fundamental del mindful eating es saber estar en el presente y dejar las distracciones de lado. Las distracciones más comunes hoy en día son los estímulos de la tecnología, como los teléfonos móviles y televisiones. A la hora de comer, si estamos centrados en otra cosa que no sea comer, no llegamos a estar atentos a cómo estamos comiendo ni de la cantidad que se está ingiriendo. El simple acto de masticar se hace sin pensar, con lo cual, no se mastica la comida lo suficiente, se come demasiado rápido, y como consecuencia, podemos llegar a sentirnos  hinchados  y acumular gases.

Comer y masticar despacio:

Por otra parte, comer de forma rápida puede resultar en una sensación de no haber llegado a la saciedad, ya que el estómago tarda unos 20 minutos en detectar que está lleno, con lo cual, si comemos de forma rápida, podemos comer más de la cuenta ya que aún no hemos llegado a saciarnos en tan poco tiempo.

La boca es la primera parte del sistema digestivo, donde comienza el proceso de la digestión. Por ello es importante masticar bien la comida para facilitar la digestión al resto del aparato digestivo.

¿Tienes hambre?

Otro aspecto del mindful eating es poder identificar cuando uno tiene hambre de verdad, y cuando el hambre es el resultado de un estimulo emocional. Cuando estamos emocionalmente inestables, nos entra el antojo de querer comidas poco saludables, como por ejemplo alimentos azucarados. El mindful eating pretende que podamos identificar aquellos momentos en los que un motivo nos hace querer comer.  Si dedicamos tiempo a conocer mejor nuestra mente y nuestro cuerpo, y cuáles son las causas de nuestros antojos, podemos llegar a tener mayor control de lo que comemos.  De esta manera, comemos lo que nuestro cuerpo necesita y no lo que nuestro estado emocional nos pide.

No comas más de la cuenta:

Curiosamente, en una isla remota de Japón llamada Okinawa, viven las personas más longevas, con una media de vida de hasta 100 años. Su secreto de longevidad es debido a la forma intuitiva que tienen de comer; sólo comen hasta que están un 80% llenos, o como lo llaman ellos ‘hara hachi bu’. En la cultura occidental, nos hemos acostumbrado a comer sin medida y hasta que el estómago no puede más. Sin embargo, comer de esta manera no es saludable, ya que hace que el sistema digestivo trabaje en exceso y es lo que nos hace estar exhaustos después de una comida grande.

Por ello, es importante comer la cantidad de comida que el cuerpo necesita para estar vital, y no pasarse. Por eso hay que comer lentamente y masticando correctamente, para conectar con nuestra sensación de saciedad.

En resumidas cuentas, para practicar el Mindful Eating, debes:

  • Masticar lentamente y de forma consciente.
  • Centrarte en la comida y no en ver la televisión o estar en el móvil.
  • Aprender a distinguir cuando tienes hambre y cuando quieres comer por antojo.
  • Beber suficiente agua durante todo el día. La parte del cerebro que controla el hambre, también controla la sed, con lo cual, la sensación de hambre y sed puede ser la misma. Al beber suficiente agua a lo largo del día, te mantienes hidratado y no tienes la misma sensación de hambre.
  • Disfrutar de la comida y estar presente en el momento.

 

¿Te unes al movimiento Mindful Eating? Te sentirás más conectado contigo mismo, te mejorará la digestión y llevaras una vida más saludable.

 

Artículos relacionados:

 

 

 

 

 

 

 

 

11