SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

10 consejos para dormir bien en verano

Con las altas temperaturas, la luz y el cambio de hábitos, encontrar el sueño en verano puede convertirse en un problema para muchos. Sin embargo, un sueño reparador es crucial ya que permite al cuerpo descansar correctamente, ayuda a prevenir enfermedades, hace que la piel luzca más bonita y nos recarga de energía. En este post, te damos 10 consejos para dormir bien este verano.

 

  • Bebe suficiente líquido durante el día

Si no lo haces, corres riesgo de deshidratarte, lo que puede entrañar dolores de cabeza o del cuerpo a la hora de dormir. Si no te gusta el agua, piensa en las infusiones frías o los zumos de frutas naturales ¡son muy refrescantes!

  • Cena poco

Es esencial evitar las grasas, las especias y los lácteos y elegir platos ligeros: ensaladas de hojas, gazpacho, cremas frías… Una cena pesada puede impedirte dormir bien.

  • Presta atención a tus pies

Son una de las partes del cuerpo más sensibles a las temperaturas. Para enfriar todo tu cuerpo, puedes colocar tus pies en agua fría justo antes de acostarte. Piensa también en descubrirlos mientras duermes.

  • Desenchufa los dispositivos electrónicos

Desenchufa todos los gadgets y electrodomésticos de tu habitación ya que desprenden calor, incluso si están apagados.

  • Ventila la habitación

con un ventilador o aire acondicionado: si prefieres no utilizarlo durante toda la noche, puedes dejarlo funcionar una hora antes de meterte en la cama. Es suficiente para refrescar el ambiente.

abrir la ventana y la puerta: abrir la ventana y la puerta a veces es suficiente para crear una sensación de ventilación.

  • No des vueltas

Si das muchas vueltas en tu cama, sentirás más calor. Procura buscar una postura cómoda e intentar relajarte, notarás como el cuerpo se refresca inmediatamente.

  • Cambia de sábanas

Elige sábanas de colores claros y tejidos de algodón, que permite a tu piel respirar mejor.

  • Aplica frío

Si necesitas realmente bajar la temperatura de tu cuerpo, puedes colocar compresas frías en puntos estratégicos: muñecas, codos, talones, detrás de las rodillas… donde se concentra el calor.

  • Cambia tus horarios

¿Piensas que la actividad física te cansará y que podrás dormir mejor después? Pues, te equivocas. El deporte conlleva un aumento de la temperatura interna. Así que es preferible que durante los meses más calurosos hagas deporte por las mañanas.

  • Introduce el frío en tu cama

Compra una botella térmica,  llénala de agua fría y colócala en tu cama para mantener una temperatura agradable.

 

Seguro que estos consejos te resultan útiles las noches más calurosas del verano y te permiten disfrutar de largas noches de calidad, descansando lo necesario para afrontar tus días lleno de energía.

 

18