SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

Altea, el paraíso de la Costa Blanca

Estar situado en un lugar tan único y paradisiaco, es lo que hace que SHA Wellness Clinic sea tan especial. Altea, un pueblo volcado sobre el Mediterráneo, desprende una magia y energía que con su encanto enamora a la gente. Es considerada uno de los pueblos más bonitos de España, y no es para menos.

El nombre en sí ya dice mucho de ella. De origen Griego, tiene el significado figurado de “saludable, sana”. Y, es que, Altea es un lugar donde uno puede ir a desconectar, a sumergirse en la naturaleza y hacer una variedad de actividades en un entorno singular. La combinación de mar y montaña, hace que Altea tenga un microclima único, donde se puede disfrutar del sol y el mar durante todo el año. Sin duda, Altea es un lugar para cuidar de la salud y sentirse vital.

 

Cuando uno viene a SHA, puede ver con sus propios ojos el lugar tan maravilloso que le rodea. Hay tantas actividades que se pueden hacer para que la experiencia en SHA sea aún más inolvidable.

SHA ofrece la oportunidad de salir a navegar en un velero en la bahía de Altea, donde uno puede disfrutar de las vistas de la zona desde el mar, disfrutar de los atardeceres espectaculares, y con suerte, ver los delfines que residen en esta zona. ¡Todo un espectáculo!

Para los amantes del golf, hay numerosos campos de golf en los alrededores de SHA con vistas al mar. Un placer poder practicar un deporte con unas vistas magníficas.

Para aquellos que quieren conocer más la zona y visitar la Sierra Helada, proponemos el plan de Nordic Walking. Organizamos caminatas por el parque natural justo donde se sitúa SHA. Destaca por ser el primer parque marítimo-terrestre de la Comunidad Valenciana. Podrás disfrutar de unas vistas de toda la zona, desde montaña a mar. ¡Unas vistas espectaculares!

Es un lugar que realmente merece la pena ir y es apto para gente de todas las edades y niveles físicos. Caminar con la ayuda de los bastones, mejora la capacidad aeróbica, el consumo máximo de oxígeno, la resistencia física y psicológica.

No hay que olvidar que entre actividades físicas, también hay que disfrutar de paseos descubriendo las callejuelas del pueblo romántico de Altea, donde destacan sus casas blancas, calles empedradas y la emblemática iglesia en la cima del pueblo.

Sol, mar, montaña, ¡lo tiene todo! Y es por ello que incentivamos a nuestros huéspedes que vivan una experiencia única e inolvidable en un paraíso Mediterráneo mientras estén en SHA.

 

6