SHA Wellness Clinic

Sha Magazine

Un lugar para todo lo relacionado con la salud, el bienestar y la nutrición saludable

7 consejos para ser más feliz

Tendemos a pensar que la felicidad es un estado de ánimo que se consigue sin tener que dedicarle mucho esfuerzo, pero en realidad, gran parte de nuestra felicidad depende de la actitud que tengamos hacia la vida y cómo decidimos vivirla. No deberíamos esperar a que venga tocando a nuestra puerta. Tenemos que tomar las riendas de nuestra felicidad y crear un estilo de vida que nos llene.

Os proponemos 7 maneras de potenciar la felicidad. Estos consejos sencillos mejoran el estado de ánimo, la motivación y la sensación de bienestar de uno mismo.

 

Practicar la gratitud

Uno de los elementos claves de la felicidad es la gratitud. En aquellos momentos en los que no te encuentres muy bien y todo se hace cuesta arriba, enfócate en las cosas que te hacen un ser afortunado. Es fácil olvidarse de todo lo positivo y focalizarse en lo negativo. Sin embargo, no debemos dar nada por hecho ni dejar de apreciar todo aquello que tenemos en la vida. Tenemos que tener una actitud positiva y agradecida, incluso en los momentos más difíciles. Porque, aunque a veces cueste reconocerlo, siempre hay algo por lo que estar agradecido.

Dedica un momento cada día para practicar la gratitud. Haz reflexión de todo aquello por lo que te sientes afortunado. Puedes hacer una lista cada día en un libreta, o simplemente pensar en ello a primera hora de la mañana, antes de irte a dormir, mientras vas al trabajo, meditas, practicas yoga o caminas al aire libre.

 

Haz ejercicio

Hacer ejercicio es una manera muy simple y efectiva de mejorar el estado de ánimo, por lo tanto, incrementa la felicidad. Cuando ejercitas el cuerpo, estimulas la producción de químicos de la felicidad, como las endorfinas. La secreción de estos químicos mejoran el estado de ánimo, aumentan la autoconfianza y incrementan los niveles de energía. Por ello, hacer ejercicio regularmente te hace estar más feliz. Además, mejora otros aspectos de tu vida también.

 

Come de forma saludable

Una dieta saludable no sólo es importante para la salud, sino que también influye en el estado de humor. Lo que comemos afecta a nuestro estado de ánimo. Una dieta saludable hará que te sientas mejor contigo mismo, por lo tanto, aumentando la felicidad. Come alimentos nutritivos y en su estado más natural y evita ingerir alimentos procesados y azúcares refinadas.

 

Dedícate tiempo a ti mismo

Todos necesitamos dedicar tiempo a nosotros mismos. Haz algo regularmente que te haga feliz. Cada uno tiene sus gustos e intereses, por lo tanto, no hay una actividad que encaje con todo el mundo. Lo importante es encontrar algo que te guste hacer y encontrar el momento para realizarlo y desconectar de los acontecimientos diarios.

 

Dedica tiempo a tu círculo social

Las amistades y los seres queridos son muy importantes para sentirse querido, seguro y bien con uno mismo. Por mucho que cuides tu alimentación, hagas ejercicio y hagas todo lo recomendado para vivir una vida saludable, si no tienes un entorno social con los que compartir tu vida, no estarás cubriendo una necesidad básica del ser humano, la de relacionarse y crear vínculos especiales con otras personas. Todos necesitamos pasar tiempo con nuestros seres queridos para nutrir nuestro ser. No hay nada como pasar tiempo valioso con tu gente, charlando y sintiendo ese apoyo emocional. No olvides de dedicar tiempo a aquella gente especial en tu vida.

 

Siempre mira el lado positivo de las cosas

Hay muchas maneras de reaccionar ante situaciones de adversidad. A lo largo de la vida nos enfrentamos con todo tipo de situaciones estresantes y poco favorables, sin embargo, tenemos el poder de elegir cómo reaccionas ante esas adversidades. Es importante intentar ver el lado positivo de las cosas, y no las negativas. Cuando decides adoptar pensamientos más positivos, lograrás vivir una vida más feliz. Casi todo tiene una solución y todo pasa. Todo en la vida es efímero, por lo tanto, siempre recuerda que sea lo que sea que se cruce por tu camino, por muy malo que sea, tiene una fecha de expiración.

 

Expresa tus emociones

Un factor importante del bienestar es el poder expresar los sentimientos. Hablar de lo que le ocurre internamente a cada uno es muy terapéutico. Es una manera de soltar todas aquellas emociones que se han ido acumulando. Cuando compartes un problema con otra persona, de repente sientes un alivio y una sensación de haberte quitado un peso de encima. Por lo tanto, comparte tus sentimientos con tus seres queridos. Ellos podrán darte consejos valiosos y hacerte sentir apoyado.

 

Si incluyes estos consejos sencillos en tu rutina diaria, con el tiempo, podrás notar una gran diferencia en tu felicidad y bienestar. ¡El poder está en ti!

 

20